Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Información’

Un grupo de científicos ha descifrado el código genético de una especie de levadura, utilizada para elaborar cerveza rubia, encontrada en la Patagonia (Argentina), que ayuda a resolver uno de los misterios en la elaboración de esta bebida, según un estudio publicado este lunes -el día 22-.

El estudio se llevó a cabo en una zona boscosa del noroeste de la Patagonia, en el extremo sur de Argentina, y por fin resolvió el “misterio” de la levadura con la que durante más de cinco siglos los productores europeos de la zona de Baviera han elaborado la cerveza.

Se resuelve el misterio de la levadura que los cerveceros llevan usando cinco siglos. Los científicos sabían que las cervezas de tipo lager -de fermentación baja- se elaboraban a partir de una levadura híbrida, con la mitad de sus genes procedentes de una levadura común y la otra mitad de una especie desconocida, que acaba de ser descubierta por un equipo de investigadores de Argentina, Portugal y Estados Unidos.

Utilizando técnicas moleculares, el profesor José Sampaio y Paula Gonçalves, de la Universidad Nueva de Lisboa, investigaron más de 1.000 especies de levadura utilizadas por los productores de cerveza europeos, pero no tuvieron éxito y decidieron ampliar la investigación a todo el mundo.

La Patagonia es el hogar natural de muchas especies de levadura y junto con el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina), Diego Libkind, encontraron las cepas de una especie candidata.

Una vez tomadas las muestras, investigadores de la Universidad de Colorado secuenciaron el genoma de la cepa y encontraron que la coincidencia -un 99,5 por ciento- era casi total con la que se utiliza para hacer la cerveza.

Llegó de manera accidental a Europa

Los autores han bautizado su hallazgo como Saccharomyces pastorianus, una especie tolerante al frío y que, probablemente, fuera trasladada a Europa accidentalmente en la madera de algún barco o por la intervención de la mosca de la fruta.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), indica que estos hallazgos podrían ayudar a crear las levaduras mejoradas de elaboración de la cerveza. 20minutos.

Anuncios

Read Full Post »

Hace unos días hablé de la bajada del consumo de Guinness en Irlanda, algo histórico, hoy voy a hablar de como la CRISIS con mayúsculas está haciendo mella en el consumo de los paises más castigados por dicha crisis:

Según nos informan desde El Mundo, el sector de las bebidas espirituosas tiene problemas en el oeste de Europa, “en particular en España“. Diageo y Pernod Ricard, los mayores fabricantes de bebidas alcohólicas del mundo, se apuntaron en el primer trimestre un fuerte aumento de sus ventas en casi todo el mundo salvo en los países de Europa donde la crisis persiste aún con fuerza: España y los rescatados Irlanda y Grecia.

Diageo, dueña de marcas como Smirnoff, Johnnie Walker, J&B Cacique, Pampero y Guinness, asegura en un comunicado que observa un consumo “más débil en Irlanda y Grecia y un deterioro de las ventas en España“.

Pernod Ricard, fabricante de Chivas, Absolut, Ballantines y Beefeater, entre otras, destaca por su parte que los problemas en Europa se enfocan, “particularmente”, en España.

Ambas compañías crecieron en Asia, Latinoamérica y África y tuvieron una recuperación gradual en América del Norte y Europa, salvo en los países donde la crisis persiste con fuerza.

En los nueve primeros meses del presente ejercicio fiscal, que culmina en junio de este año, Pernod suma 5.902 millones de dólares en ventas, un 11% más; mientras que la facturación de Diageo se ha incrementado un 3%.

Las dos compañías reafirmaron sus metas para el presente ejercicio fiscal, que culmina en junio de este año. Diageo prevé ganar un 2% más que el año pasado, mientras que Pernod espera aumentar en un 7% sus beneficios recurrentes.

La recuperación comenzó en 2010, un año después de que la crisis financiera global acercase a los consumidores a las bebidas más baratas y los comerciantes liquidaran sus reservas antes de hacer nuevos pedidos.

Las ventas de Diageo aumentaron un 7% en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo del pasado año, casi tres veces más de lo esperado por los analistas. Por su parte, las de Pernod crecieron un 5%, el doble de lo previsto.

“Confiamos en que el cuarto trimestre mostrará una continuidad de lo que hemos tenido hasta ahora”, dijo el presidente ejecutivo de Pernod, Pierre Pringuet. En su opinión, abril hha sido “un buen mes” incluso para España.

Read Full Post »

Desde La Maison Belge de Barcelona nos ofrecen la posibilidad de asistir a un curso de degustación de la mano de Cédric Geluk .

Fecha: sábado 19 de febrero 2011

Lugar: La Maison Belge – C/ Montseny, 17 – Barcelona

Hora: 18h a 21h

Descripción: La cata estará compuesta de una selección tradicional de cervezas belgas de diferentes estilos y de alta calidad y se acompañará de un pequeño surtido de quesos belgas.

Precio: 35 euros

Inscripciones: La Maison Belge – C/ Montseny 17 – 08012 Barcelona – 93 237 26 39

Curso impartido por: Cédric Geluk (proprietario de La Maison Belge).

Read Full Post »

De la mano de http://www.monografias.com/trabajos11/cervza/cervza.shtml os pongo un interesante texto sobre la cerveza, a disfrutar leyendo:

  1. Introducción
  2. La historia de la cerveza.
  3. Fermentación
  4. Tipos de cerveza
  5. Proceso de elaboración de la cerveza polar.
  6. Proceso de elaboración de la Brahma.
  7. Toxicidad de algunas sustancias utilizadas en la elaboracion de cervezas.
  8. La producción
  9. El consumo
  10. Exportaciones e importaciones
  11. Balanza comercial
  12. Cadena alimentaria – Elaboración de cerveza
  13. La cerveza en España
  14. Degustación
  15. Producto de belleza
  16. Contribución a la salud
  17. Noticias
  18. Visita a la cervecera
  19. Conclusiones
  20. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

En el proceso de elaboración de cualquier producto hemos observado que los aspectos más importantes para una empresa son garantizar una excelente calidad del producto por medio de un riguroso control, la utilización de una buena materia prima y la realización de un óptimo proceso de fabricación. A medida que avanzamos dentro del proceso de elaboración de la cerveza podemos ver que dentro de cada una de sus facetas existen una numerosa cantidad de riesgos que pueden causar desde pequeños incidentes hasta los accidentes más trágicos y lamentables, es por ello que no se escatima esfuerzo para tratar de hacer el proceso lo más seguro posible desde su inicio hasta el final. Para ello es lógico que la empresa posea dentro de sus departamentos alguno con el personal profesional encargado de establecer y administrar un programa de seguridad de manera que sea un sistema integrado y global para toda la empresa.

La producción argentina de cerveza se ha incrementado algo más de un 80%, desde el comienzo de la década, promediando actualmente los 11 millones de hectolitros. La participación en el consumo de gaseosas, vino y cerveza aumentó 5 puntos porcentuales, sustituyendo al vino en los hábitos de consumo. Dentro del sector bebidas, la cerveza aporta el 13% del producto bruto. La actual variedad y calidad en la oferta es consecuencia de un mercado altamente competitivo, tanto a nivel nacional como internacional, con una gran innovación tecnológica e inversiones en promoción y publicidad

CERVEZA

Nombre de una bebida alcohólica elaborada por la fermentación de soluciones obtenidas de cereales y otros granos que contienen almidón. La mayor parte de las cervezas se elaboran con cebada malteada a la que se da sabor con lúpulo. En Japón, China y Corea, la cerveza se hace con arroz (y recibe el nombre de sake, samshu y suk respectivamente); en África se usan mijo, sorgo y otras semillas; mientras que el kvass ruso se hace con pan de centeno fermentado.

LA HISTORIA DE LA CERVEZA.

Los orígenes de la cerveza se pierden en la noche de los tiempos entre historias y leyendas; las del antiguo Egipto atribuyen su origen al capricho de Osiris. Numerosos antropólogos aseguran que hace cien mil años el hombre primitivo elaboraba una bebida a base de raíces cereales y frutos silvestres que antes masticaba para desencadenar su fermentación alcohólica; El liquido resultante lo consumía con deleite para relajarse. La mención más antigua de la cerveza, “una bebida obtenida por fermentación de granos que denominan siraku”, se hace en unas tablas de arcilla escritas en lenguaje sumerio y cuya antigüedad se remonta a 4.000 años a. C. En ellas se revela una fórmula de elaboración casera de la cerveza: se cuece pan, se deshace en migas, se prepara una mezcla en agua y se consigue una bebida que transforma la gente en “alegre, extrovertida y feliz”. Desde Oriente Medio, la cerveza se extiende por los países de la cuenca oriental del Mediterráneo. Los egipcios, recogiendo los métodos sumerios, elaboran una cerveza que bautizan con el nombre de “zythum”, descubren la malta y añaden azafrán, miel, jengibre y comino con objeto de proporcionarle aroma y color. Y si entre los romanos y los griegos fue considerada una bebida de a gente llana, los pueblos del norte de Europa festejaban con cerveza las fiestas familiares, las solemnidades religiosas y los triunfos sobre sus enemigos. En la Edad Media nacería la “cerevisa monacorum”, cerveza de los monjes con denominación de origen, cuyo secreto guardaba celosamente cada fraile boticario. Los monjes lograron mejorar el aspecto, el sabor y el aroma de la bebida. Entre los siglos XIV y XVI surgen las primeras grandes factorías cerveceras, entre las que destacan las de Hamburgo y Zirtau. A finales del siglo XV, el duque de Raviera Guillermo IV promulga la primera ley de pureza de la cerveza alemana, que prescribía el uso exclusivo de malta de cebada, agua, lúpulo y levadura en su fabricación. La auténtica época dorada de la cerveza comienza a finales del siglo XVIII con la incorporación de la máquina de vapor a la industria cervecera y el descubrimiento de la nueva fórmula de producción en frío, y culmina en el último tercio del siglo XIX, con los hallazgos de Pasteur relativos al proceso de fermentación.

FERMENTACIÓN

Cambios químicos en las sustancias orgánicas producidos por la acción de las enzimas. Esta definición general incluye prácticamente todas las reacciones químicas de importancia fisiológica. Actualmente, los científicos suelen reservar dicha denominación para la acción de ciertas enzimas específicas, llamadas fermentos, producidas por organismos diminutos tales como el moho, las bacterias y la levadura. El tipo de fermentación más importante es la fermentación alcohólica, en donde la acción de la cimasa segregada por la levadura convierte los azúcares simples, como la glucosa y la fructosa, en alcohol etílico y dióxido de carbono.

CEBADA

Planta graminácea parecida al trigo, de espigas formadas por espiguillas uniformes y grano aguzado en los extremos (Hordeum vulgaris); ~ ladilla, especie cuya espiga tiene dos órdenes de granos y éstos son chatos y pesados; ~ perlada, la mondada y redondeada a máquina.

PRODUCCIÓN

Ya que el almidón por sí mismo no puede fermentar, la fase inicial en la elaboración de todas las cervezas es convertirlo en azúcar, que sí es fermentable. Esto ocurre de forma natural en el proceso de malteado de la cebada (se hace germinar y más tarde se tuesta para poner fin a la germinación). El arroz empleado en la fabricación de sake es infectado con el moho koji, que produce un efecto similar. A menudo se usa una combinación de varios tipos de grano, algunos de los cuales pueden estar malteados y otros no, ya que los caldos puros de malta son muy caros de producir. A continuación se añade agua caliente al grano molido que, tras ser batido, produce una infusión azucarada o wort. A partir de ese momento pueden añadirse los elementos saborizantes (como el lúpulo, hierbas o especias) y se hierve todo junto. También pueden añadirse azúcares durante el proceso de elaboración para aumentar el contenido final en alcohol. Una vez enfriado el mosto de la cerveza, se incorpora la levadura y se produce la fermentación. Muchas cervezas son sometidas a periodos de almacenamiento predeterminados antes de ser embotelladas, enlatadas, guardadas en barriles o servidas directamente sin gasificar. La mayor parte de las cervezas contienen entre un 4 y un 5% de alcohol (grados) por volumen, aunque pueden tener tan sólo un 2% o alcanzar un 17% de alcohol por volumen.

ELABORACIÓN DE CERVEZA

La cerveza, al igual que otras bebidas similares producidas con cereales, es sometida a fermentación pero no a destilación. Las materias primas que intervienen en el proceso son agua, lúpulo y cebada, suplida a veces por el maíz, el arroz o el azúcar.

Los productos secundarios del proceso de elaboración de la cerveza, los residuos del cereal, son ricos en elementos nutritivos y se venden como alimento. La levadura de cerveza, responsable del proceso de fermentación, contiene gran cantidad de vitaminas, en especial de las pertenecientes al complejo B. El dióxido de carbono, producido también durante la fermentación, puede recuperarse y utilizarse en la fabricación de hielo seco, bebidas carbónicas y extintores.

TIPOS DE CERVEZA

En Europa, las cervezas varían mucho en sabor, color y fuerza, y cada fase del proceso de elaboración es susceptible de alteraciones, modificaciones e intervenciones creativas. Con todo, hay una distinción básica en la familia de las cervezas: el tipo de levadura. Las cervezas elaboradas con levaduras flotantes (es decir, aquellas que flotan en la superficie del mosto en fermentación) reciben el nombre de tipo ale; las cervezas que se elaboran con levaduras que fermentan en el fondo de la cuba reciben el nombre de tipo lager. Las cervezas de tipo ale fermentan más rápido a temperaturas entre los 15 y los 25 °C, mientras que las tipo lager fermentan más lentamente entre los 5 y los 9 °C. Las cervezas tipo ale pueden servirse a los pocos días de finalizar la fermentación; las tipo lager, por el contrario, deben almacenarse a 0 °C durante periodos que oscilan entre tres semanas y tres meses y deben su nombre a este proceso: Lager significa ” almacén” en alemán, y Lagerbeer significaba originalmente cerveza para almacenar. Es costumbre servir las cervezas tipo ale más calientes (entre los 12 y los 18 °C) que las tipo lager (entre los 7 y 10 °C).
La cerveza tipo ale precedió en muchos siglos a la lager. A pesar de ello, el sabor suave de la última la ha convertido en el tipo de cerveza que predomina en el mercado, mientras que otros tipos de cerveza de sabor más ‘comprometido’ ocupan parcelas de mercado menos importantes. Entre éstas se encuentran la bitter, el nombre que dan los ingleses a una cerveza a menudo muy cargada de lúpulo; la India pale ale, un término empleado en el Reino Unido y entre las compañías cerveceras locales estadounidenses para hacer referencia a una cerveza con abundante lúpulo y un elevado contenido alcohólico (aunque el término es a menudo alterado en el Reino Unido); la mild ale, una cerveza oscura con poco lúpulo y bajo contenido en alcohol (cerca de un 3%); la stout, una cerveza oscura elaborada con maltas muy tostadas, en ocasiones dulzona y con poco alcohol, pero normalmente seca, amarga y con una graduación alcohólica que oscila entre un 4 y un 10%; la porter, una stout ligera; la Scotch ale, una cerveza con sabor predominante a malta, en ocasiones dulce y con poco lúpulo; y la barley wine, una ale muy fuerte que suele estar embotellada. Cask ale o real ale son términos que se emplean en Gran Bretaña para describir a las cervezas que experimentan una segunda fermentación o maduración en los sedimentos de levadura y se sirven directamente con ellos. Las cervezas trapenses son tipo ale fuertes producidas en seis monasterios trapenses, cinco de ellos en Bélgica y uno en Holanda, que a menudo son embotelladas con azúcar y levadura residuales y, por consiguiente, experimentan una segunda fermentación en la botella (este proceso es conocido como maduración en botella y se usa también en otros tipos de cerveza, especialmente en Bélgica y Francia).

En alemán la cerveza tipo ale recibe el nombre de altbier. Bock es un término alemán que designa los tipos de lager fuertes, a menudo de color oscuro, que suelen beberse en invierno; la doppelbock es aún más fuerte. La Rauchbier, alemana, se prepara empleando maltas ahumadas.

Una serie de cervezas llevan nombre de ciudades. La más famosa es la de Pilsen de la República Checa, cuyo nombre (Pilsener, Pilsner, o Pils) viene a significar una lager dorada con aroma a lúpulo y un acabado seco. La Münchener (de Munich, Baviera, Alemania) es una lager castaño oscuro y la Vienna una lager de color ambarino rojizo; las Burton ales (de Burton-upon-Trent, en Staffordshire, Inglaterra) fueron el prototipo de las modernas bitter inglesas (originalmente llamadas pale ales), cuyo sabor venía marcado por las aguas, ricas en yeso, de la ciudad.

La cerveza también puede elaborarse a partir de trigo malteado o sin maltear, combinado con cebada malteada, y estos caldos reciben también el nombre de cervezas blancas, Weissbier, o Weizenbier. Tienen un sabor más ligero, afrutado y algo más ácido que la cerveza de malta, una espuma más densa y en general, aunque no siempre, un color más pálido. A pesar de estos rasgos, para la elaboración de estas cervezas se usan las levaduras que fermentan en la parte superior del mosto, por lo que técnicamente, son tipo ale y no lager. La Berliner Weisse (cerveza de trigo de Berlín) tiene un bajo contenido en alcohol y, como muchas cervezas de trigo, se sirve junto con su sedimento. La Lambic es un tipo de cerveza de trigo que se elabora en Bélgica empleando levaduras silvestres, y la gueuze una combinación de cervezas Lambic jóvenes y maduras. Las cervezas frutales belgas, como la kriek (cereza) y la framboise (frambuesa), se basan en las cervezas Lambic más que en las de malta.

¿Cuál es la diferencia entre la cerveza blanca y negra?

La principal diferencia es el grado de tostado de la malta, para elaborar la cerveza negra se utiliza malta tostada de color oscuro, muy parecido al color del café, lo cual le añade un color y sabor especial.

PROCESO DE ELABORACIÓN DE LA CERVEZA POLAR.

El cocimiento es la primera etapa de la elaboración, la cual comienza con la trituración de la cebada malteada. Seguidamente, en la paila se mezcla la cebada malteada, ya molida, con las hojuelas de maíz, y agua. Esta mezcla se bombea luego hacia la cuba de filtración, para que se separe el líquido denominado mosto, el cual es transferido a una paila donde es hervido, mientras se le dosifica una cantidad determinada de lúpulo, durante aproximadamente 90 minutos. Posteriormente, el mosto es enfriado a 10°C, y se le agrega la levadura a la salida del enfriador. Luego comienza el proceso más complejo de la elaboración de la cerveza: la fermentación. En las plantas de Polar se lleva a cabo en gigantescos tanques cilindro-cónicos de acero inoxidable. Durante la fermentación, cuya duración normal es de 7 días, la levadura transforma los azúcares del mosto en alcohol etílico, gas carbónico y un gran número de compuestos aromáticos adicionales que proporcionan a la cerveza su típico carácter. Una vez concluida la fermentación, se inicia el proceso de maduración, el cual es realizado a temperaturas entre 0°C y -1°C, durante 2 semanas aproximadamente, tiempo en el cual la cerveza joven se madura alcanzando el agradable aroma y el noble sabor característico de una cerveza de calidad. Mediante la filtración se clarifica la cerveza, dándole brillantez y estabilidad físico-química. El gas carbónico, producido durante la fermentación y extraído para su purificación, es reinyectado a la cerveza a su salida de filtración para otorgarle al producto final su frescura, apetitosidad y espuma características. Concluyen así las tres semanas aproximadas del proceso de elaboración de la Cerveza Polar. La mejor cerveza de Venezuela ya está lista para ser envasada. La cebada malteada 100% importada contribuye con la formación del sabor, aroma, cuerpo y color de la cerveza. Las hojuelas de maíz se combinan para lograr una cerveza más refrescante y capaz de satisfacer al consumidor. El extracto de lúpulo, aporta el sabor amargo y fresco, así como su inconfundible aroma. Al igual que la cebada, el lúpulo es importado, pues las condiciones ideales para su cultivo se encuentran en Europa y Estados Unidos. La levadura, también importada, es empleada para realizar la fermentación, etapa fundamental en el proceso de elaboración. Finalmente, el agua es sometida a un tratamiento que incluye el uso de filtros especiales para eliminar todas las partículas extrañas y garantizar su pureza. Nuestros Maestros Cerveceros se ocupan de revisar sus características, para que contribuya con impecable calidad en la elaboración de la mejor cerveza del país. En Cervecería Polar nos hemos impuesto la más estricta gestión de proceso de aseguramiento de la calidad, y nos mantenemos completamente a la vanguardia tecnológica del proceso cervecero. El Centro Tecnológico Polar es uno de los más importantes de Latinoamérica, cuenta con un sofisticado Laboratorio Central, encargado de analizar diariamente muestras de los productos y subproductos de las 4 plantas. En el mismo centro se ubican la Planta Piloto y el Laboratorio de Biotecnología. A esto se suma la asesoría experta de la Universidad Técnica de Berlín, que brinda apoyo permanente en las más avanzadas técnicas. Así garantiza Polar la excelente calidad de su cerveza

PROCESO DE ELABORACIÓN DE LA BRAHMA.

Los ingredientes empleados en el proceso de fabricación son

· Cebada malteada

· Lúpulo

· Levadura

· Agua

. Estabilizantes

El inicio de fabricación consiste en mezclar la cebada con agua cuidadosamente tratada en la paila de maceración. Con esa mezcla, el almidón de la cebada se transforma en azúcar, a través de la descomposición por las enzimas de la cebada. Esa mezcla pasa por un filtro, reteniendo el bagazo del liquido (llamado mosto) el cual es bombeado para la paila de cocción. En esa paila, el mosto recibe el lúpulo. La cocción tiene varias funciones, la mas importante es la esterilización del mosto (acción bactericida). El lúpulo es la materia prima que aporta parte del aroma y el amargo noble de la cerveza. Luego el mosto es enfriado en un equipo llamado intercambiador, y bombeado para los tanques de fermentación. En esos tanques, el mosto recibe la levadura natural, que actúa en tiempo determinado sobre los azucares, dando origen al alcohol y al gas carbónico. A partir de aquí se pude llamar el líquido de cerveza.

Retirando la levadura a través de la sedimentación, la cerveza es trasegada en los tanques de maduración, donde reposa el tiempo necesario para desarrollar su aroma y sabor característicos. Después de la maduración, la cerveza pasa por los mas sofisticados procesos de filtración, lo que llamamos filtración en frió. Ahí se ve a través de las “linternas” del filtro donde la cerveza se observa cristalina y brillante. Sigue el proceso por los tanques de gobierno, donde se guarda hasta el momento de ser envasada. Todo el proceso de fabricación, desde el análisis y preparación de la materia prima hasta la asepsia, control de calidad, inclusive las botellas y latas, son controladas por nuestro laboratorio.

La misma cerveza es destinada a las botellas y las latas. Cuando las botellas y latas están sometidas a la pasteurización, se garantiza la vida de la cerveza por 6 meses en depósitos de almacenamiento sin alterar sus propiedades. El tiempo de la fabricación de la cerveza es de 15 días. Siendo 7 días para la fermentación, 7 días para la maduración y un día para el filtrado y envasado.

Toxicidad de algunas sustancias utilizadas en la elaboracion de cervezas.

Amoníaco: es inflamable y explosivo en concentraciones de 15 a 28 % en el aire, en los cuales se hace imposible respirarlo. Mezclado con agua es altamente corrosivo. Irrita los ojos y las membranas mucosas

Dióxido de carbono: afecta el cuerpo ya que se puede encontrar diluido en aire bajando la concentración de oxígeno. Las concentraciones de CO2 por encima del 5% son muy peligrosas para el cuerpo por lo cual aumenta la profundidad de la respiración y acelera bruscamente el pulso.

Ozono: una alta exposición ocasiona un desagradable olor, es un irritante muy fuerte de los ojos y sistema respiratorio superior y produce dolores de cabeza y malestar general

Hidróxido de sodio: produce lesiones en los ojos y serias quemaduras en la piel. Debe evitarse respirar sus vapores.

Cloro: extremadamente irritante de los ojos y vías respiratorias, forma ácido hipoclórico al combinarse con la humedad.

Monóxido de carbono: reduce la capacidad de captación de oxígeno por la sangre y la señal más común de alta exposición es dolores de cabeza.

La PRODUCCIÓN

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

La producción mundial de cerveza es de 1.200 millones de hectolitros. El mayor productor mundial es EE.UU. que concentra el 20% de la producción, le siguen Alemania con el 10% y China con el 9%. Argentina aporta el 1 %. La producción nacional se incrementó en un 83% desde 1990, alcanzando actualmente los 11 millones de hectolitros. El crecimiento se debe a cambios en los hábitos de consumo y a un marcado incremento de la demanda especialmente en los meses de abril a septiembre. La facturación del sector en 1996, fue de aproximadamente 680 millones de pesos. Durante el primer semestre de 1997, el volumen elaborado fue 6% superior al mismo período de 1996, como consecuencia del aumento en la capacidad productiva de empresas ya instaladas y por el ingreso de nuevas firmas al mercado. La cerveza que se produce en el país es de excelente calidad y es considerada como una de las mejores del mundo. En los últimos años, ha sido muy difundido el concepto de “Premium”; son las cervezas elaboradas solamente a base de cebada, sin el agregado de arroz, trigo o maíz que varían el gusto sin incidencia alguna en la calidad.

El Consumo

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

La cerveza representa casi el 20% del consumo total de los tres principales rubros de bebidas; junto con las gaseosas, desplazaron al vino de la posición de privilegio que ocupaba. En 1996, el consumo per cápita fue de 32,8 lt/hab/año, un 70% superior al registrado en 1990 y un 3% mayor al de 1993. Aún los niveles de consumo son muy inferiores a los de otros países. Este nivel de consumo ubica a la Argentina por debajo del vigésimo lugar, a nivel internacional. Los principales países consumidores son Irlanda (138 lt/hab/año), Alemania (136 lt/hab/año) y Dinamarca (132 lt/hab/año). El consumo total de cerveza en el mundo aumentó considerablemente, a partir de 1990, principalmente en las regiones emergentes. En Asia el incremento fue del 155%, mientras que en América del Sur el consumo creció un 74 %.

Las Exportaciones

El volumen comercializado a nivel mundial es de 48 millones de hectolitros, que representan 3.500 millones de dólares. Los principales exportadores son Holanda y Alemania que, en conjunto, concentran el 30% del total. Luego le siguen Checoslovaquia, Bélgica, EE.UU., México y Canadá. La producción argentina se destina al mercado interno, sin disponer de un saldo exportable permanente que permita una inserción en el mundo. El volumen de exportaciones no llega al 1% de la producción. En 1996, nuestro país colocó alrededor de 89.000 hl, que representaron algo más de U$S 5 millones. El destino más importante fue Brasil con un 48% del total, luego Chile con el 24% y Paraguay con el 22 %. En el primer cuatrimestre de 1997, las exportaciones fueron similares a las correspondientes a igual período del año anterior.

Las Importaciones
La radicación en el país de firmas internacionales y el incremento de la capacidad productiva, motivó la caída de las compras externas que para 1996 representaron tan sólo el 3% de la producción. En 1996, la Argentina importó 357.000 hectolitros, equivalentes a 22 millones de dólares. En el primer cuatrimestre de 1997, el volumen importado fue un 75% superior con respecto al mismo período del año anterior. El precio CIF fue 22% menor, pasando de U$S 65 por hectolitro a U$S 50 por hectolitro.

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Las principales marcas que se importan son Heineken (Holanda), Budweiser (EE.UU.), Isenbeck (Alemania), Brahma y Antártica (Brasil) y Corona Extra (Méjico).En el caso de Isenbeck, Brahma y Budweiser, sólo se importa el producto en lata; el resto de las presentaciones se elaboran en nuestro país. La importación de cerveza en lata tiene tendencia decreciente, como consecuencia de la incorporación de tecnología relacionada con el envasado en aluminio en el país. A nivel mundial, el mayor importador es EE.UU. que representa casi el 25% de las compras. Le siguen el Reino Unido, Italia, Francia y Alemania.

Balanza Comercial

La balanza comercial del sector es deficitaria. La disminución del saldo en los últimos años, se debe al aumento de las exportaciones y la caída de las compras externas: en 1993 superaba los U$S 27 millones, pasando a U$S 17 millones en 1996.

Las Empresas

Empresa Marca Titularidad
Cervecería y Maltería Quilmes S.A.I.C.A. y G. Quilmes Grupo Bemberg
Cervecería y Maltería Quilmes S.A.I.C.A. y G. Palermo Grupo Bemberg
Cervecería y Maltería Quilmes S.A.I.C.A. y G. Liberty Grupo Bemberg
Cervecería y Maltería Quilmes S.A.I.C.A. y G. Iguana Grupo Bemberg
Cervecería Bieckert S.A. Bieckert 35% Grupo Bemberg
Cervecería Cuyo y Norte Argentino S.A. Andes Grupo Bemberg
Cervecería Cuyo y Norte Argentino S.A. Norte Grupo Bemberg
Cervecería Arg. S.A. – Isenbeck Isenbeck Warsteiner
Compañía Cervecera Brahma de Arg. S.A. Brahma Compañía Cervecera
Cervecería Santa Fé S.A. Budweiser Anheuser Busch Inc
Cervecería Santa Fé S.A. Shneider C.C.U.(Grupo Luksic)
Cervecería Santa Fé S.A. Santa Fe C.C.U.(Grupo Luksic)
Compañía Industrial Cervecera S.A. Salta C.C.U.(Grupo Luksic)
Cervecería San Carlos S.A. San Carlos

Águila Blanca

Pilsen 1884

Cervecería San Carlos S.A.
Stabio S.A. Córdoba Stabio S.A.

De las inversiones extranjeras en el rubro alimentos y bebidas, el 23,3% corresponde a la industria cervecera. La capacidad de producción actual está en el orden de los 20 millones de hectolitros. El sector ocupa alrededor de 3.100 personas. La industria se encuentra altamente tecnificada, lográndose una gran productividad por puesto de trabajo. Durante los últimos años, se han presentado fusiones y compraventas de empresas, a saber: El Grupo Bemberg, adquirió el 84,59% del paquete accionario de Bieckert S.A. en 34 millones de dólares. El grupo Pulenta se ocupa de la distribución del producto. El grupo Bemberg invirtió 123 millones dólares en su nueva planta de Zárate.C.C.U.(Compañías Cerveceras Unidas), del grupo chileno Luksic, se asoció con la empresa Anheuser Busch para elaborar en el país la marca Budweiser. C.C.U., que también elabora las marcas Shneider, Salta y Santa Fé, invertirá 250 millones de dólares en los próximos diez años. Brahma invirtió 160 millones de dólares para su nueva planta en Luján. Además, es accionista de la Maltería Pampa, junto con las empresas Canadá Malting y Londrina Isenbeck ingresó en el mercado en 1994 y tiene previsto destinar 150 millones de dólares en los próximos 10 años. En 1997 piensa invertir 15 millones de dólares para instalar la nueva línea de envasado de latas en su planta de Zárate.

CADENA ALIMENTARIA – ELABORACION DE CERVEZA

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

LA CERVEZA EN ESPAÑA

Se dice que la cerveza fue introducida en España, un país tradicionalmente vinícola, por Carlos V en el siglo XVI. Tras su abdicación, el emperador instaló una pequeña fábrica de esta bebida en el monasterio de Yuste, al que le había acompañado un maestro cervecero. A partir de entonces, el consumo de cerveza en nuestro país evoluciona lenta y positivamente y en torno a 1900 aparecen las grandes compañías cerveceras españolas: Mahou (1890), Águila (1900), Cruz del Campo (1904) y Damm (1910). Su baja graduación alcohólica y sus propiedades refrescantes contribuyeron a que, a partir de la década de los sesenta, la cerveza se situase entre las bebidas más consumidas en España, a lo que también contribuyó el aumento del turismo. Sin embargo, en los últimos seis años el sector cervecero registra una progresiva tendencia a la baja en el consumo y en la producción, justificada -en opinión de Jacobo Olalla, director General de Cerveceros de España- por la crisis del sector de hostelería y restauración, entre otras causas. El bebedor español de cerveza, cada día más selectivo en la elección de marcas y estilos, consume una media de 64,75 litros de esta bebida al año, siete menos que hace seis. No obstante, no todos los datos son desalentadores. Mientras redujo la importación de cerveza extranjera, España exportó a todo el mundo 357.613 hectolitros de producción nacional. Cabe subrayar el auge que ha experimentado la cerveza sin alcohol entre nuestros consumidores, hasta alcanzar un porcentaje que supone el 10% del consumo nacional. Cerveceros de España, antes Asociación Nacional de Fabricantes de Cerveza, fundada en 1977, vela hoy por los intereses de las doce empresas productoras de cerveza existentes en nuestro país.

ELABORACIÓN

La cerveza es una bebida resultante de la fermentación alcohólica, mediante levadura seleccionada, de un mosto procedente de la malta (germinación, secado y tostado de los granos de cebada), al que se han agregado lúpulos y sometido a un proceso de cocción. Tras filtrar la cerveza, se procede a su envasado en botellas, botellines, latas o barriles.

CLASIFICACIÓN

Las cervezas se clasifican en función de la proporción y calidad los ingredientes básicos, las técnicas de elaboración y factores relacionados con el malteado, fermentación, maduración, selección de levaduras y añadido de hierbas o especias. Con arreglo al porcentaje de extracto seco primitivo (ESP: conjunto de ingredientes orgánicos que componen el mosto antes de su fermentación), las cervezas españolas se dividen en:

Corrientes (ESP no inferior a 11): Ligeras, de baja fermentación color ambarino o negro.

Especiales (ESP no inferior a 13): De baja fermentación, color ambarino claro o negro, y mayor densidad.

Especial extra (ESP no inferior a 15): De color y densidad acusados, y sabor fuerte y seco.

ESTILOS CLÁSICOS

Entre las variedades clásicas de cerveza, los expertos distinguen diversos tipos en razón del lugar de origen, la elaboración y los ingredientes añadidos.

Lambic: Originarias de la zona flamenca del río Zenne (Bélgica), se fabrican a partir de cebada malteada y trigo crudo y utilizan cepas salvajes de levadura, lo cual provoca una fermentación espontánea. Tienen poco gas y por tanto, poca espuma. Entre sus variedades se encuentran las “gueze” de carácter achampanado; las “faro”, endulzadas con azúcar cande; las “mars”, versión diluida de la anterior; la “kriek Lambic”, elaborada con cerezas, y la “frambozen”, con frambuesas.

Cervezas de trigo: Son muy refrescantes y tienen una elevada proporción de trigo añadida a la cebada. De fermentación alta, son conocidas como “blancas” porque producen una espuma muy pálida durante la fermentación. El estilo más difundido, elaborado en el sur de Alemania, es denominado en unas ocasiones “wezenbier” (cerveza de trigo) y en otras, “weissebier” (cerveza blanca). Las levaduras utilizadas en su elaboración le aportan un toque aromático balsámico y resinoso, que aumenta su efecto refrescante.

Ale: Tradicionalmente ligada a las Islas Británicas, es una cerveza de fermentación alta en caliente (de 15 a 25 grados), que proporciona al producto aromas afrutados y gran variedad de tonos y sabores. Destacan la “miId”, ligera, muy pálida, con bajo contenido alcohólico; la “bitter”, servida de barril, seca y Iupulizada; la “paIe ale”, traslúcida, de color bronce o rojo ambarino además de la “india pale ale”, la “brown ale”, la “old ale” y las “aIe” escocesas, irlandesas y belgas.

Stout: Cervezas de fermentación alta, muy oscuras y cremosas. El término “stout” (robusto) define su carácter, con acusado aroma Iupulizado y acidez afrutada. Entre las “stouts” secas más populares del mundo, se encuentra la Guinnes, originaria de Dublín, con quince fábricas repartidas por todo el mundo.

Porten: Su nombre procede de un pub de Londres donde se fabricaba una cerveza muy tostada y amarga, más ligera de cuerpo que la “stout”. Se sirve a temperatura ambiente y su contenido alcohólico supera los cinco grados.

Lager: Cerveza de baja fermentación, guardada a una temperatura cercana a los cero grados durante dos meses. Una vez envasada, debe consumirse lo antes posible.

Cerveza al vapor: Se conoce así una variante de “Iager” californiana, en cuya elaboración se utilizan tanques de fermentación poco profundos, con lo que se logra un rápido enfriamiento del mosto al estar más en contacto con el aire. El producto obtenido contiene una alta proporción carbónica. Hoy se produce en Baviera, Gran Bretaña y California.

Cerveza ahumada: Se obtiene al tostar los granos de cebada sobre el fuego. Tiene tradición en Escocia, Alemania y Polonia. Una variante es la cerveza a la piedra, en cuyo proceso de elaboración se le introducen piedras candentes en el mosto.

Cerveza de centeno: Originaria de los países Bálticos, es elaborada con centeno, rico en calcio, hierro y vitamina E.

DEGUSTACIÓN

Temperatura: La cerveza lager o rubia debe servirse a seis u ocho grados. Una cerveza más fría desarrolla menos espuma, y más caliente, una espuma menos consistente.

Presentación: El recipiente de la cerveza -vaso, copa o jarra- no debe presentarse congelado, pues dificulta la formación de espuma y la apreciación visual del liquido, y a la hora de saborear una cerveza, deben de tenerse en cuenta su brillo, su transparencia y la cremosidad de su espuma.

Color y sabor: La graduación alcohólica, el amargor, el cuerpo y la temperatura determinan el sabor de una cerveza. Los colores -rubia, negra, tostada o blanca- no implican ningún sabor asociado, únicamente dependen del mayor o menor tueste del cereal durante el malteado.

PRODUCTO DE BELLEZA

En la antigüedad, los egipcios mantenían la frescura de su piel mediante la aplicación de espuma de cerveza. En Prusia, en el siglo XVI, las princesas empleaban la cerveza para cuidar el cutis y desarrollar el busto. Hoy en día, los fabricantes de champús incluyen cerveza en sus productos por sus propiedades suavizantes.

CONTRIBUCIÓN A LA SALUD

La cerveza posee un alto contenido en vitaminas, sales minerales, proteínas, fibras, micro nutrientes y carbohidratos. Según un estudio realizado en la Universidad de Cardiff (Reino Unido), la cerveza incrementa el colesterol “bueno”, mejora la coagulación de la sangre, tiene un alto valor nutricional y favorece la digestión. Sus autores aconsejan el consumo diario de cerveza incluso a las mujeres en periodo de lactancia, dado que sus proteínas estimulan el flujo de la leche materna.

CERVEZA EN LA DIETA

La cerveza contiene de 4 a 5 grados de alcohol y carece de grasas. Una caña, por ejemplo, tiene menos calorías que un refresco, un vaso de vino o un zumo de piña.

Calorías por cada 100 ml: Cerveza (42), refrescos (44), zumo de piña (54), vaso de vino (67).

NOTICIAS

Grandes empresas
El sabor argentino tienta al mundo

Quilmes exporta dos marcas de cerveza rubia a los Estados Unidos, Europa y América latina

 Por ahora, los montos son incipientes

 Pero es la única cervecera nacional que vende fuera del MERCOSUR

 Es la misma bebida que se toma aquí

Para muchos europeos y norteamericanos, la Argentina es una suerte de paraíso terrenal. Aunque cueste creerlo, se imaginan que los argentinos pasan interminables horas en la playa, jugando al fútbol y tomando una cervecita bien helada. No dista mucho de la imagen que se tiene de los brasileños.

Pero en lugar de derramar lágrimas sobre la muy diferente realidad que vivimos, la gente de Cervecería y Maltería Quilmes pensó que no hay mal que por bien no venga, y se abocó a aprovechar esa imagen caribeña para lanzarse a la conquista de un público seducido por el boom latino que ya arrasó con Hollywood.

“No creo que muchos de los que consumen la música o los artistas de ese boom diferencien si Ricky Martin es de Puerto Rico o de la Argentina -consideró el gerente de Exportaciones de Quilmes, el alemán Malte Dammann-. Es latino y punto. Esa asociación nos ayuda a vender en el exterior.”

Quilmes decidió exportar en 1996, cuando el crecimiento de la demanda local se equilibró y permitió alcanzar un nivel de producción estable. A eso se sumó un aumento de la competencia, por medio de mayores importaciones y la instalación de firmas en el país. No obstante, la empresa fundada en 1888 por Otto Bemberg conserva el liderazgo en el mercado doméstico, con un 70% de participación.

Las cifras no son tan impactantes en el exterior, ya que apenas el 3% de la producción se destina a la venta en otros países, pero es la única firma local del ramo que exporta fuera del MERCOSUR. Vende la bebida en Estados Unidos (sur de California, Florida y, desde enero último, Nueva York), Colombia, Perú y Europa (Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia, España, Suiza y, en menor medida, Grecia, Chipre y Hungría.

La compañía también tiene fábricas en Uruguay (desde donde exporta a Brasil), Bolivia (también comercializa en el exterior la marca Taquiña), Paraguay y Chile.

“Todavía estamos en la etapa en que contamos en cuántos puntos vendemos la cerveza, y no qué volumen exportamos -dijo el ejecutivo a La Nación -. Ahora hay que ver qué sigue después de la primera ola de prueba, cómo los consumidores adoptan el producto.”

Dos son las líneas que se venden en el exterior: Quilmes Cristal, que adopta la leyenda Quilmes Argentina’s Favourite Beer (cambia por Favourite en Europa, acorde con el inglés británico), e Iguana, bautizada Iguazú en el exterior.

La primera conserva el tradicional celeste y blanco en su etiqueta, mientras que la segunda adopta un diseño más exótico, en tonos naranja, amarillo y azul, con un enorme pez tropical en el centro, para exaltar la imagen latina.

La gran mayoría de los consumidores son argentinos o latinoamericanos. “En Estados Unidos, a un brasileño le es difícil aceptar una cerveza argentina; al venezolano no le importa mucho porque tiene su marca favorita; en cambio, les encanta a los colombianos, ecuatorianos y panameños, porque tienen una percepción muy positiva de los argentinos”, comparó Dammann. Tampoco faltan los que, en algún viaje de negocios o de placer, visitaron el país y quedaron prendados del sabor de Quilmes.

VISITA A LA CERVECERA

Política de calidad de Compañía Industrial Cervecera S.A.

La premisa fundamental de la empresa es que la calidad de nuestros productos surge como consecuencia de hacer las cosas bien desde el comienzo, en forma ordenada y metódica, logrando así el objetivo común de todos los que operan en nuestra organización, la satisfacción de nuestros clientes, tanto externos como internos, en el marco de un proceso integrador de todas las áreas involucradas en el sistema de calidad.

Nuestro compromiso con la calidad se basa en:

La adecuación del enfoque y la gestión de calidad.

Fomentar la creatividad y el aporte a la calidad, a través de capacitación, motivación, del personal y trabajo en equipo.

La utilización de materias primas e insumos óptimos, disponibles en el mercado.

Extender esta política a nuestros proveedores y clientes, incentivándolos a una mejora continua de la calidad de los productos y servicios.

Procesos de fabricación

Transformar el almidón en azúcares, llamados también polisacáridos.

Para ellos se calienta primero a 40°C, luego se lo lleva a los 64°C y por último a 72-74°C. Después se toman muestras cada 15 minutos hasta que la cantidad de azúcar es negativa.

Entonces, se eleva nuevamente la temperatura a 77°C, para eliminar enzimas.

El objetivo de este paso es obtener azúcar (mosto). En los siguientes pasos, se lo transforma en alcohol y dióxido de carbono.

Se agrega lúpulo, que le da el amargor a la cerveza, generalmente esto es lo que diferencia las distintas marcas de cervezas.

Se enfría el mosto. Para esto se lo lleva a la tina de fermentación en donde se le agrega levadura.

Se enfría la cerveza a 0°C, y se lo deja de 5 a 10 días en un lugar denominado sala de reposo.

Es importante acelerar primero que en los pasos anteriores se trabaja con mosto concentrado y luego se diluye.

En este paso, se filtra el mosto.

Se descontamina la cerveza. Para ello, la cerveza pasa por distintos tanques, uno con soda cáustica, otro con agua caliente, otro con ácido y el último con desinfectante. Este proceso se lo denomina pasteurización.

Se la lleva a la sala de fermentación en donde se la coloca en tanques que no se llenan totalmente, debido al gas carbónico. Esta sala se la mantiene a 15°C.

Se controla cada 12 horas la cantidad de azúcar y la temperatura a la que se encuentra.

Se lleva a tanques de reposo, los cuales si se llenan totalmente. Esta sola se mantiene a 0°C.

Se gasifica o desgasifica a medida que se filtra, hasta que se regule al nivel permitido de gas carbónico.

Proceso de embotellamiento.

Se desarman los cajones en la despaletizadora.

Se extraen las botellas de los cajones con la desencajonadora, las botellas son colocadas en una cinta transportadora que las lleva a la lavadora.. En ella se sacan las etiquetas, para ello, la máquina consta de 4 tanques de soda cáustica. Las botellas pasan por 3 enjuagues antes de llegar al enjuague final.

Las botellas son controladas por un inspector electrónico que verifica que las botellas estén totalmente limpias. Este aparato tiene una eficiencia de un 98%. También se lo hace mediante la inspección humana.

Se llenan las botellas.

Se las tapa.

Se pasteurizan mediante un tratamiento térmico por el cual se controla la actividad microbiana asegurando así un buen estado de la cerveza en el mercado, hasta su consumo.

Se etiquetan las botellas.

Se coloca las botellas en los cajones por medio de la encajonadora.

La paletizadora acomoda los cajones y luego son enviados a los depósitos para su comercialización.

Materias primas utilizadas

Agua

Malta o cebada malteada (seca y sin raíz)

Lúpulo

Levadura

Arroz o jarabe de maíz

Notas

La cerveza está compuesta por un 30 a 40% de arroz o jarabe de maíz, y un 70% de malta.

La diferencia entre la cerveza blanca y la cerveza negra, es que la primera contiene un 11 % de azúcar y la segunda un 12%. También, esta última contiene menos alcohol.

Pero la principal diferencia esta en que la cerveza negra se elabora con mosto tostado, y la blanca con mosto común.

La cerveza en botella dura 6 meses, luego cambia su sabor por oxidación.

La cerveza en barril, recibe una fermentación, es para consumo directo y dura de 27 a 28 días.

Hay una bodega donde se colocan adelante las botellas vacías y al fondo las que están llenas.

Hay una sala de calderas y cuando se hace mantenimiento a una, funciona la otra.

CONCLUSIONES

Al momento de evaluar la calidad de una empresa, no sólo debe tomarse en cuenta la forma como elabora el producto y como es dicho producto; sino también y como la parte más importante del proceso debe evaluarse las condiciones de seguridad que proporciona la empresa durante todo el proceso de fabricación; un ejemplo perfecto para esto lo representan la compañía industrial cervecera ya que además de ocuparse de la calidad de su producto , cuida de que sea elaborado con los menores riesgos posibles.

Aunque nunca puede garantizarse totalmente la seguridad del personal y el equipo, también es cierto que a largo plazo se puede ser tan seguro como se quiera.

Un ambiente seguro de trabajo es una prioridad clave y fundamental en el esfuerzo de alcanzar los objetivos de una empresa.

Bibliografía

Enciclopedia encarta

www.altavista.com

www.monografias.com

http://www.sspain.com/vinos/cerveza/index.html

www.sagpya.mecon.gov.ar/0-3/bebidas/cerveza/Cerveza.htm

Analia Simonazzi

analiaimar[arroba]hotmail.com

Read Full Post »

Hace algún tiempo puse el proceso de elaboración artesanal de la cerveza, pues bien, en esta ocasión voy a poner el proceso de elaboración de la famosa Guinness, de barril, explicado por la propia marca GUINNESS:

4 ingredientes clave:

Cebada: utilizamos cebada malteada, que constituye la base del sabor de la cerveza, y cebada tostada. Nuestro arte tradicional para tostar la cebada da a GUINNESS® su maravilloso color rojo rubí oscuro (parece negro, pero pon el vaso al trasluz y verás el rubí en cada pinta, como dice el antiguo refrán) y su único carácter tostado.

Lúpulo: Utilizamos el mejor lúpulo hembra (sí, discriminamos en favor del mejor de los sexos), y usamos aproximadamente el doble de lúpulo en nuestras bebidas que la mayor parte de las cervezas, para conseguir un sabor y un aroma más intensos. El lúpulo también es un conservante natural, que da a GUINNESS® la larga vida que necesita para las exportaciones internacionales.

Agua: Como Arthur Guinness antes que nosotros, valoramos nuestra agua por su pureza y suavidad. De hecho, es tan importante para nosotros, que en inglés la llamamos ‘licor’. En la fábrica de cerveza de St James’s Gate, el agua proviene de manantiales de las montañas de Wicklow (también conocidos como los Pozos de St James).

Levadura GUINNESS®: Para capturar toda la frescura de los ingredientes, utilizamos nuestra famosa variedad de levadura GUINNESS®, que se viene empleando desde la época de Arthur. Funciona como ninguna otra para garantizar que nuestra cerveza esté completamente fermentada y llena de sabor. Para nosotros, es tan valiosa que una pequeña cantidad de reserva se guarda bajo llave para el caso de que le suceda algo al suministro principal.

Creemos que no se debe desperdiciar nada, así que el grano que sobra del proceso de fabricación se destina a piensos para animales, el lúpulo se convierte en fertilizante y la levadura sobrante sirve para hacer extracto de levadura o productos de salud.

La Molienda:

La cebada malteada se introduce en los molinos de la fábrica GUINNESS®, que muelen el grano, liberando su fécula y harina interior, y dejando la cáscara exterior de la cebada tan intacta como sea posible. Una vez el grano ha sido molido, pasa a llamarse ‘molienda’ o ‘harina de malta’, y es introducido a un contenedor de molienda donde queda listo para la siguiente fase. La célebre expresión ‘grist for the mill’ (literalmente, «molienda para el molino», aunque se utiliza con el sentido figurado de «todo ayuda»), tiene su origen aquí.

Maceración:

La molienda se mezcla con agua caliente — conocida como ‘agua para braceo’ — y después pasa por un ‘triturador de acero’, un cilindro horizontal con una serie de palas rotatorias montadas en su interior. La ‘malta’ se mezcla durante un tiempo para extraer los azúcares para la fabricación de la cerveza.

Separación:

La malta cae hasta un Kieve (un antiguo término dublinés que denomina el tanque de macerado). El Kieve actúa como un tamiz gigante para recoger los azúcares extraídos y el agua, dejando solo el grano. El líquido así recogido se llama mosto dulce.

Hervido:

Ahora se añaden el lúpulo y la cebada tostada. El mosto líquido se hierve durante 90 minutos para concentrar los azúcares y quitar el amargor del lúpulo. Después de hervido, se deja que el mosto repose antes de ser vaciado (o ‘sacado’) y pasado por un refrigerador.

Fermentación:

La levadura de Arthur entra en acción. Ahora que el líquido está refrigerado, añadimos nuestra levadura especial y lo dejamos fermentar durante varios días. La levadura convierte los azúcares en alcohol y en gas de dióxido de carbono, creando ese maravilloso sabor. Este gas se recoge y purifica para volverlo a utilizar.

Añejamiento:

Durante el proceso de añejamiento, se permite que todo se repose, se ralentice y madure. Se necesita algo de reposo para que todos los ingredientes consigan el equilibrio y la consistencia de sabor que exigen los maestros cerveceros para el perfecto sabor de GUINNESS®.
Envasado:

La cerveza está casi lista para ser envasada, pero sea cual sea su variante, GUINNESS® siempre aparece coronada con una espuma que la hace única.

En el caso de la GUINNESS® de barril (GUINNESS® Draught), se añade nitrógeno durante el envasado, y eso es lo que da a la pinta su belleza mágica. Cuando se sirva la cerveza, las burbujas de nitrógeno quedarán liberadas, dando vida a la cerveza y creando ese famoso remolino de burbujas, reposo y, por último, la maravillosa y cremosa espuma.

En el caso de la cerveza negra en botella (GUINNESS® Foreign Extra Stout), la profundidad del carácter del sabor es equivalente a la cantidad de dióxido de carbono que contiene. Cuando se sirve desde una botella, libera la erupción de la espuma, creando esa espuma clásica, ligeramente amarronada, llena de cuerpo y cremosa.

Después del envasado, el maestro cervecero prueba cada lote antes de que salga de la fábrica, para garantizar que se ajusta exactamente a nuestros niveles de calidad. ¡Sin duda, uno de los mejores trabajos del mundo! Son la tradición, arte y pasión, transmitidos de generación en generación durante más de 250 años, lo que hacen que sea GUINNESS®.

Por último, nuestra creación es oficialmente una GUINNESS®, lista para el resto del viaje. Ya sea en barril, en botella o en lata, se mueve por el mundo, en dirección a pubs y bares de todo el planeta (o tal vez, al local que está a la vuelta de la esquina).

…Y bueno, ya solo queda disfrutarla!!!, eso si, sería recomendable que se sirviera a dos tiempos para disfrutarla de una manera óptima.

Read Full Post »

He esperado unos días para publicar esta noticia que afortunadamente no ha tenido mayores consecuencias,sin duda un acontecimiento terrible para todos los  que amamos la cerveza negra.

Pero esto es un final del 2009 ,en este 2010,beberemos a su salud:

El pasado día 21 se produjo un virulento incendio en la fábrica de cervez Guinness de Dublín (Irlanda), considerada un símbolo nacional  de este país. Dos bomberos resultaron heridos durante la extinción del fuego por inhalación de amoniaco.

A pesar de la aparatosidad del incendio y de la enorme columna de humo afortunadamente no adquirió mayores dimensiones, afectando sólo a una nave vacía de la planta de fabricación. Se cree que el fuego se originó en una zona que estaba de obras en el sótano durante las labores de reparación del aislamiento del techo.

Precisamente este año Guinness conmemoraba el 250 aniversario de su fundación.

Hasta 15 unidades de Bomberos participaron en las labores de extinción a lo largo de más de 3 horas.

Según la información facilitada por la empresa en el edificio siniestrado no se almacenaban contenedores de cerveza y la elaboración en otras zonas de la planta se detuvo poco tiempo. Unas 200 personas tuvieron que ser evacuadas.

Unas 200 personas tuvieron que ser evacuadas pero, aparte de los dos bomberos heridos, no ha habido daños personales.

La noticia está sacada de:

http://zaragozame.com/2009/12/30/incendio-en-la-fabrica-de-cerveza-guinness-de-dublin-irlanda/

Video del incendio:

Read Full Post »

Aqui empieza mi gira por un mundo deseado por mi,las tabernas irlandesas,las pseudo tabernas,los tabernáculos,etc…

Read Full Post »