Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/12/10

Hoy voy a escribir sobre un local de reciente inauguración, no tiene ni un mes y es una mecla de diversos estilos. Está situado sobre el 70 de la calle Ibiza, en concreto en el antiguo bar Olaya.

Pese a las pretensiones irlandesas en el nombre y las insinuaciones de abadía en el “apellido”, no deja de ser un local que dista mucho del pub irlandés y que se acerca muy remotamente al estilo abadía, muy lejos de la caracterización, por ejemplo, del St.Patrick´s Abbey en la calle Puerto Rico (Madrid).

Lo primero que reafirma mis palabras, es la entrada, tiene de irlandés el nombre y las marcas de alguna cerveza, lo demás parece una entrada de un bar normal de Madrid – como de hecho, ha sido siempre el Olaya- . En el interior debo decir que se está cómodo, y lo más logrado está al final, en una acogedora sala donde se mezcla el estilo “abadía” con espadas samurais, dos mini librerias cerradas a cal y canto y un intento de chimenea. Destacar las sillas, y las mesas, realmente cómodas.

La sensación que me he llevado en mis tres visitas (de momento) en cuanto a la decoración, es que es un “quiero y no puedo”, un “invierto dinero, pero sin pasarme”, un “cambio, pero no reformo totalmente”…vamos que doy algo de color pero no termino el cuadro…

Ni la entrada, ni la ausencia de madera, ni la falta de remates, me dejan que sea más benévolo en cuanto a la puesta en escena. Si buscas un pub típico irlandés, no es este.

Dicho esto, ahora viene la parte buena. Como anteriormente el Olaya, en este local se pueden degustar algunos platos interesantes, destaco el gran pincho de tortilla paisana (2 euros 50) y las tapas que te dan por cada pinta, pese a no ser muy irlandesas, de verdad que son de agradecer y de buena calidad.

Pasamos a la bebida, las pintas son de una calidad aceptable, pero tiradas de forma muy dispar, según el camarer@ que lo haga, y según el horario en que las pidas. Quiero destacar (por si cae la breva y lo lee el dueño) que la chica de la mañana tira la pinta de Guinness con calma y guardando los dos tiempos , todo ello acompañado de una sonrisa, vamos, que lo hace bien. En la tarde-noche, no puedo señalar quien las pone , porque estábamos al fondo, pero pese a estar por encima de la media en calidad, en algunas, si noté que estaban tiradas de una manera menos acertada (en mi humilde opinión).

Quiero mencionar ahora el tema precios, es un local caro, algunas copas superan el precio aberrante de 10 euros y las pintas no podían ser menos, y son tambien caras, su precio es de 5,20 euros, pero debo decir que en una ocasión nos las sirvieron en vaso de 50 cl, al mismo precio, y parecerá una minucia…pero esos cl de más, se notan.

Para concluir, un local que en cuanto a decoración, dista mucho de lo que intenta parecer, pero que te puede asegurar unos buenos momentos disfrutando de su comida y su bebida, no es irlandés, pero recomiendo su visita, la calidad está asegurada, el trato es muy bueno (en general tod@s los camareros) y en cuanto a la música, si estás cerca de las diversas TV, puedes oir el repertorio de Kiss TV.

La clientela es variada, pero nos encontramos ante un local que alterna el cliente de barrio de diario y algún grupo algo más joven, en busca de una pinta.

Anuncios

Read Full Post »