Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2010

Hoy voy a hablar de un local  relativamente nuevo.

El Irish Star Pub está situado en Francisco Silvela 25, semiesquina Ortega y Gasset, muy cerca de la plaza de Manuel Becerra.

El local tiene unas medidas muy aceptables y el ambiente es tranquilo, con una media de edad que ronda los 30 y pico, la decoración tiene algunos toques irlandeses pero desde luego no está tan logrado como la entrada, pese a todo es confortable.

Pantalla de tamaño razonable, bastantes lugares para sentarse y una barra amplia, eso sí la música no dista nada de cualquier bar de copas de Madrid, pero debo reseñar que suelen organizar conciertos con un precio que ronda los 5 euros la entrada, en donde se pueden ver grupos noveles.

Las camareras, majas, Argentina está presente en ellas, y debo destacar su amabilidad al regalarnos un servilletero de Guinness que nos gustó especialmente. Es de agradecer.

Las pintas, bueno, del nivel que se impone por Madrid, no puedo decir que fueran malas,  pero tampoco óptimas y el precio ronda los 5 euros, lo “normal” dentro de la anormalidad de estas tabernas.

Un local que recomiendo para pasar un rato tomando una pinta, digamos que es de esos locales para tomar “la primera” en busca de tranquilidad relativa y un ambiente sin problemas.

IRISH STAR PUB

c/ Francisco Silvela, 25 Madrid (metro: Diego de León /Manuel Becerra)

Aforo: 120 personas

Read Full Post »

Hace algún tiempo puse el proceso de elaboración artesanal de la cerveza, pues bien, en esta ocasión voy a poner el proceso de elaboración de la famosa Guinness, de barril, explicado por la propia marca GUINNESS:

4 ingredientes clave:

Cebada: utilizamos cebada malteada, que constituye la base del sabor de la cerveza, y cebada tostada. Nuestro arte tradicional para tostar la cebada da a GUINNESS® su maravilloso color rojo rubí oscuro (parece negro, pero pon el vaso al trasluz y verás el rubí en cada pinta, como dice el antiguo refrán) y su único carácter tostado.

Lúpulo: Utilizamos el mejor lúpulo hembra (sí, discriminamos en favor del mejor de los sexos), y usamos aproximadamente el doble de lúpulo en nuestras bebidas que la mayor parte de las cervezas, para conseguir un sabor y un aroma más intensos. El lúpulo también es un conservante natural, que da a GUINNESS® la larga vida que necesita para las exportaciones internacionales.

Agua: Como Arthur Guinness antes que nosotros, valoramos nuestra agua por su pureza y suavidad. De hecho, es tan importante para nosotros, que en inglés la llamamos ‘licor’. En la fábrica de cerveza de St James’s Gate, el agua proviene de manantiales de las montañas de Wicklow (también conocidos como los Pozos de St James).

Levadura GUINNESS®: Para capturar toda la frescura de los ingredientes, utilizamos nuestra famosa variedad de levadura GUINNESS®, que se viene empleando desde la época de Arthur. Funciona como ninguna otra para garantizar que nuestra cerveza esté completamente fermentada y llena de sabor. Para nosotros, es tan valiosa que una pequeña cantidad de reserva se guarda bajo llave para el caso de que le suceda algo al suministro principal.

Creemos que no se debe desperdiciar nada, así que el grano que sobra del proceso de fabricación se destina a piensos para animales, el lúpulo se convierte en fertilizante y la levadura sobrante sirve para hacer extracto de levadura o productos de salud.

La Molienda:

La cebada malteada se introduce en los molinos de la fábrica GUINNESS®, que muelen el grano, liberando su fécula y harina interior, y dejando la cáscara exterior de la cebada tan intacta como sea posible. Una vez el grano ha sido molido, pasa a llamarse ‘molienda’ o ‘harina de malta’, y es introducido a un contenedor de molienda donde queda listo para la siguiente fase. La célebre expresión ‘grist for the mill’ (literalmente, «molienda para el molino», aunque se utiliza con el sentido figurado de «todo ayuda»), tiene su origen aquí.

Maceración:

La molienda se mezcla con agua caliente — conocida como ‘agua para braceo’ — y después pasa por un ‘triturador de acero’, un cilindro horizontal con una serie de palas rotatorias montadas en su interior. La ‘malta’ se mezcla durante un tiempo para extraer los azúcares para la fabricación de la cerveza.

Separación:

La malta cae hasta un Kieve (un antiguo término dublinés que denomina el tanque de macerado). El Kieve actúa como un tamiz gigante para recoger los azúcares extraídos y el agua, dejando solo el grano. El líquido así recogido se llama mosto dulce.

Hervido:

Ahora se añaden el lúpulo y la cebada tostada. El mosto líquido se hierve durante 90 minutos para concentrar los azúcares y quitar el amargor del lúpulo. Después de hervido, se deja que el mosto repose antes de ser vaciado (o ‘sacado’) y pasado por un refrigerador.

Fermentación:

La levadura de Arthur entra en acción. Ahora que el líquido está refrigerado, añadimos nuestra levadura especial y lo dejamos fermentar durante varios días. La levadura convierte los azúcares en alcohol y en gas de dióxido de carbono, creando ese maravilloso sabor. Este gas se recoge y purifica para volverlo a utilizar.

Añejamiento:

Durante el proceso de añejamiento, se permite que todo se repose, se ralentice y madure. Se necesita algo de reposo para que todos los ingredientes consigan el equilibrio y la consistencia de sabor que exigen los maestros cerveceros para el perfecto sabor de GUINNESS®.
Envasado:

La cerveza está casi lista para ser envasada, pero sea cual sea su variante, GUINNESS® siempre aparece coronada con una espuma que la hace única.

En el caso de la GUINNESS® de barril (GUINNESS® Draught), se añade nitrógeno durante el envasado, y eso es lo que da a la pinta su belleza mágica. Cuando se sirva la cerveza, las burbujas de nitrógeno quedarán liberadas, dando vida a la cerveza y creando ese famoso remolino de burbujas, reposo y, por último, la maravillosa y cremosa espuma.

En el caso de la cerveza negra en botella (GUINNESS® Foreign Extra Stout), la profundidad del carácter del sabor es equivalente a la cantidad de dióxido de carbono que contiene. Cuando se sirve desde una botella, libera la erupción de la espuma, creando esa espuma clásica, ligeramente amarronada, llena de cuerpo y cremosa.

Después del envasado, el maestro cervecero prueba cada lote antes de que salga de la fábrica, para garantizar que se ajusta exactamente a nuestros niveles de calidad. ¡Sin duda, uno de los mejores trabajos del mundo! Son la tradición, arte y pasión, transmitidos de generación en generación durante más de 250 años, lo que hacen que sea GUINNESS®.

Por último, nuestra creación es oficialmente una GUINNESS®, lista para el resto del viaje. Ya sea en barril, en botella o en lata, se mueve por el mundo, en dirección a pubs y bares de todo el planeta (o tal vez, al local que está a la vuelta de la esquina).

…Y bueno, ya solo queda disfrutarla!!!, eso si, sería recomendable que se sirviera a dos tiempos para disfrutarla de una manera óptima.

Read Full Post »

Hoy vamos a ver el cuarto cartel de la serie histórica de Guinness:

My Goodness, My GUINNESS – Sea Lion (Dios mío, mi GUINNESS. León marino)

El primero de la maravillosa serie de Gilroy ‘el guardián del zoo y sus animales’. 20 años más tarde, este cartel inspiraría también el primer anuncio para la televisión de GUINNESS®.

Read Full Post »

El otro día comenté algo de la marca de cerveza Beamish, y hoy, que menos que poner un vídeo de su publicidad (solo es publicidad, si fuera verdad…):

Read Full Post »

Casi siempre al hablar de cerveza irlandesa sale el nombre Guinness, pues bien, yo hoy os voy a hablar de la “protestante” BEAMISH, que en ocasiones en mi opinión es más acertada que una Guinness , debido entre otras cosas a su menor pesadez…vamos que es algo más suave.

Su fundación data del 1792,  por parte de dos cerveceros que añoraban el viejo sabor y espíritu de las “irish beer”. De esta manera, se decidieron a comprar y restaurar una vieja planta cervecera. Se dice que fue la primera fábrica en funcionar en toda Irlanda. Su ubicación se encuentra en la bella ciudad de Cork, más concretamente en el casco medio de ella, al sur de ésta.

La cerveza Beamish siempre fue concebida como una cerveza hecha por y para protestantes, en contrastes con su vecinas católicas, Murphy y Guinness.
La época dorada de esta cervecera fue entorno al 1.805, cuando se hizo con el “control” casi total de la cerveza que se bebía en Irlanda, Escocia, y parte del norte de Inglaterra. Como dato, se dice que llegó a fabricar 100.000 barriles al año, contrastando con los excasos 12.000 que fabricaron en el 1.792.
El año 1.900 llegó la venta de la cervecera al estado, cambiando pues, de privada a pública.
Tras la dura época pública (en la cual se perdió parte de su gran popularidad ganada) , la cervecera fue de nuevo a parar a manos privadas, esta vez, a manos del consorcio canadiense “Carling-O’Keefe”. No duró mucho en manos extranjera, ya que una nueva estrategia financiera hizo caer de nuevo la marca Beamish (junto al resto de Carling) en manos de un grupo de audaces empresarios irlandeses, allá por el 1.987.
Hoy día dirigen esta empresa un grupo mixto de empresarios Irlandeses, Escoceses, y en minoría, Ingleses (mas concretamente de la ciudad de Newcastle).
Así pues, tras esta larga y tediosa parrafada, paso a la acción cervecera. La marca Beamish produce dos tipos distinto de cerveza, roja y negra. Las cervezas negras no tienen gran graduación alcohólica, siendo especialmente nutritivas. “Un litro de cerveza negra es tanto como una comida”, dijo el escritor noruego Knut Pedersen, y hábilmente no se confundió. El tono oscuro que posee se lo debemos principalmente a su fermentación, y en parte, al tipo de malta utilizada en su elaboración.
De esta manera, tenemos una cerveza muy equilibrada, nos recuerda por partes a campo y ambiguamente, a ciudad, a vieja tasca irlandesa con alegres cerveceros bailando al son de una casi hipnótica música proveniente de quien sabe que música irlandés.
Su aroma es suave, casi sutil, recuerda mucho a chocolate y a café.
El sabor es ácido, pero sin ser arrogante, sostiene siempre su talante de cerveza irlandesa, se deja beber muy bien. Quizás, el sabor que más resalta es el de a madera con malta, si amigos, una explicación algo mediocres, pero no podría definir su sabor.
La crema (este tipo de cerveza no tiene espuma, crea crema) es muy densa, dejándonos en un mar de malta brevemente amenizado con el sabor amargo del lúpulo.La otra cerveza.
Hoy en día por desgracia la Beamish se suele ver cada vez menos, y se reduce a la zona de Cork, y creo que en partes de Inglaterra,en el estado español está desapareciendo de los grifos.

Recientemente ha sido adquirida por parte de Heineken y Carlsberg, lo que en mi opinión personal es un mal síntoma, aunque como todo, si respetan su sabor y le inyectan publicidad y dinero, la cosa puede revertir en positivo…veremos.
De momento su página web está en construcción (pinchar aquí)

Read Full Post »

Hoy voy a comentar un poco la taberna de La Fontana de Oro.

El local merece la pena conocerlo entre semana para poder apreciar la belleza de este antiguo local, antiguo café de tertulias en los siglos XIX y XX. Benito Pérez Galdós era cliente habitual , ambientando en este local su primera novela homónima. En la actualidad poose dos plantas y funciona tanto cómo café, cómo pub y dan menús.

La pinta de guinness cuesta 5.50 su calidad era muy buena, pero hoy en día como en muchas tabernas de Madrid, la calidad decrece por días, el servicio normal.

Lo mejor de la taberna son sus conciertos y el ambiente nocturno, que aunque muy cargado, suele resultar divertido.A partir de la 1 de la madrugada cobran entrada, cosa insólita en un pub.

Telefono Oficina:0034 914293211

Telefono  Local:0034 915310420

Contacto:juan@lafontanadeoro.es

Direción:Calle victoria,3 Madrid

Read Full Post »

Una interesante manera de compartir lo que te gusta de otro blog, de una manera rápida y sencilla, citando la fuente:

A Todos Nos Gusta Republicar Alguna vez te ha pasado que te gusta tanto una entrada en un blog que te gustaría compartir con los lectores de tu propio blog? Seguramente copias y pegas el link o quizá extraes un poco del texto añadiendo tus propios comentarios, pero sabemos que no es una experiencia cómoda.  Por eso queremos cambiar la forma en que se comparten otras entradas con tus lectores facilitando la creación de un nuevo post en tu blog. Hoy introducimos la opción Me G … Read More

via WordPress.com en Español

Read Full Post »

Older Posts »